Los múltiples beneficios de la Lavanda

El Proyecto Lavanda ofrece una gran variedad de aceites, jabones, bolsitas, hojas secas para té y cojines terapéuticos cuyo propósito es promover un estilo de vida saludable y natural.

Nuestros productos pueden ser utilizados para tres tipos de terapias naturales:

Aromaterapia

Una forma de medicina alternativa que utiliza compuestos aromáticos naturales para fortalecer el bienestar físico y cognoscitivo de las personas. La lavanda, con su fragancia de hierbas y flores, posee una larga historia en el tratamiento de una multiplicidad de condiciones físicas.

Terapia Tópica

Si bien generalmente se utiliza conjuntamente con la aromaterapia, los tratamientos tópicos pueden proveer beneficios adicionales para el órgano más extenso del cuerpo, la piel. La lavanda es apropiada para todo tipo de piel, y tiene beneficios médicos y cosméticos.

Terapia de Infusión

Además de ser popular por sus beneficios gustativos, realzando sabores en numerosos platillos, también posee propiedades curativas.

Listado de productos del Proyecto Lavanda:

Para Aromaterapia:

Bolsitas.

Pueden ayudar para calmar y aliviar la tensión en general, el cansancio y la depresión.

Cojines

Cojines de meditación, para el cuello o para ojos que promueven la relajación muscular. Pueden ayudar a aliviar los espasmos musculares (caliente) y reducir la inflamación (fría).

Aceite de Lavanda

El aceite es una mezcla de extractos de las variedades de lavanda Grosso y Provence, y ayuda a calmar losnervios y la tensión severa, incluyendo migrañas. Además, puede funcionar como un poderoso descongestivo natural y ayudar en numerosos problemas respiratorios tales como bronquitis, asma, resfríos y laringitis.

funcionar como un poderoso descongestivo natural y ayudar en numerosos problemas respiratorios tales como bronquitis, asma, resfríos y laringitis.

Para terapia tópica:

Aceite de Lavanda

El extracto de aceite de lavanda de Grosso y Provence puede ayuda a aliviar dolores de oído y reducir las inflamaciones locales. El aceite de lavanda puede servir como un analgésico para la artritis, dolor de espalda y reumatismo, y como antiséptico para el tratamiento de heridas.

Jabón

Puede ayudar a curar y calmar la piel dañada (v.g. quemaduras de sol, acné, sarpullido, psoriasis) Puede ayudar a aliviar la picazón producida por picaduras de insectos y aguijones, así como también como repelente de insectos. Puede prevenir las cicatrices y estrías. Revitaliza el tono de la piel y funciona como  tratamiento anti-envejecimiento ayudando a la regeneración celular.

Terapia de infusión:

Lavanda seca

Usada para cocinar o como té, la lavanda seca puede ayudar a mejorar el sistema inmunológico, aumentar la resistencia a las toxinas, e incrementar la circulación sanguínea. Puede ayudar a aliviar la incomodidad de la náusea, flatulencia e indigestión.

Limitación de responsabilidad:

La información suministrada en esta página tiene propósitos puramente educativos. No pretende ser un substituto de un consejo médico profesional. No debería utilizar esta información para diagnosticar o tratar problemas de salud o enfermedades sin consultar a su médico de cabecera.